Monday, June 27, 2005

..molinos de viento....

Hace cincuenta años que creía que luchaba contra molinos de viento, pero no era así, me dejaba atrapar en el remolino, me dejaba girar hasta revolver mis tripas de asco, vomitar toda la miseria y volver a chocar contra las aspas. Pero no se si realmente luchamos o nos asimos y giramos vertiginosamente hasta enloquecer nuestros sentidos y caer nuevamente derrotados a un costado, agotados, esperando el momento de recuperar fuezas y volver con la embestida. Las aspas de estos molinos son de acero, no son de tela, y en cada golpe se llevan vidas. Nos hicieron creer que los molinos de viento tenían aspas de tela, pero eran de acero bruñido con los cuerpos de almas inocentes y conciencias puras. Mi locura y mi obstinación me llevan siempre a una nueva embestida, hasta agotar el último instante en chocar, siempre de frente, hasta que no quede mas sangre. Mi amigo imaginario Oliverio Girondo me enseñó a transmigrar, y yo he transmigrado mi sangre por alcohol, mis lágrimas por arena, por lo que raspan cada vez que lloro, por lo que me enciendo cada vez que mi corazón late y por lo que sigo vivo gracias a las letras. Porque yo me suicido todos los días a través de las palabras, y vuevo a renacer al día siguiente para volver a suicidarme. Es cierto, hace tiempo que venimos luchando contra molinos de viento, pero nos mintieron, las aspas no son de tela, son de acero, entonces para derrotarlos necesitamos un cañón, y hasta ahora veníamos embistiéndolas con una lanza.

Wednesday, June 22, 2005

...empezar de nuevo....

Empezar de nuevo....cuantas veces? hasta cuando? en que momento nos damos cuenta que ya no hay mas puertas por abrir, cuerpos por explorar, escenarios para transitar? cuando nos damos cuenta que el telón se cerró para siempre? que no habrá reflectores que se enciendan, música que nos haga vibrar ni lágrimas por derramar? nos damos cuenta? o seguimos intentando en vano sublimar el verso para explorar otras almas, invadir otras mentes, iluminar otros rostros apagados por nuestra oscuridad. Cuando la oscuridad nos cubra quiero estar consciente para ser yo mismo el que ponga el fin a la historia. En silencio, sin palabras, solo gestos, mudos, infinitamente solitarios estertores de vida consumida por y para el escenario. Sin aplausos, sin bises, solo una inmensa lágrima que nos englobe y se escurra por esa hendidura que siempre crujía inoportunamente a nuestro paso y así escapar para siempre, hasta nunca, hacia el mas allá de las palabras y los gestos, para ser nada, por siempre.

Sunday, June 19, 2005

...ser mujer por un dia....



....quisiera ser mujer por un día, ser madre orgullosa, poder portar con hidalguía el vientre hinchado de vida y amor, sentir sus patadas, sentir y sufrir y gozar el dolor del parto, (y nosotros nos quejamos de dolores?) poder criar los hijos y morir por ellos. Quisiera llevar orgulloso el pañuelo de la vida, blanco y desafiante. Por qué no hay padres ni abuelos? Oh mujeres, son todo lucha y pasión y por eso son tan golpeadas, mutiladas y humilladas cobardemente por cobardes hombres sin testículos, eunucos cerebrales que sólo portan con orgullo el tamaño de la infamia. Hay que ser muy cobarde para golpear a una mujer y más cobarde si es posible para violarla. No merecen llamarse hombres y me da verguenza llamarme hombre ante semejantes bestias.Oh mujeres, sois del mundo la esperanza, y vuestro pecho la redención que cobija nuestro ser. Será por eso que las amo tanto y las seguiré amando..................

Monday, June 13, 2005

...morir en junio..........

>De Sergio Kohan (Buenos Aires, Argentina): Morir en junio>

..desde hace más de diez años me ha asaltado la terrible certeza de saber que he de morir en junio, por eso cada año atravesar el mes indenme se ha vuelto para mi una prueba de vida. En este mes suelo tener días donde deambulo erráticamente por la calle, me llevo todo y todos por delante y levantarme por las mañanas es mas difícil que arrastrar ciento treinta kilos de acero un kilómetro sobre hielo y en ojotas. Para poder abrir los ojos por la mañana no tengo que haberlos cerrado por la noche y para mantenerlos abiertos durante el día necesito clavarme los párpados a la frente. En junio mi promedio de caídas espontáneas es de alrededor de cincuenta diarias, todas fortuitas e inesperadas, pero sangrantes y dolorosas. Acostumbro a tener tres a cuatro bolsas de sangre en mi heladera de las cuales siempre uso al menos dos y hago desaparecer ese mes todo elemento cortante o filoso de mi casa. No me afeito bajo ningún concepto (he llegado a sangrar tres días seguidos hace cinco años cuando me rebaló la maquinita de afeitar y perforé mi yugular y un año casi quedo pegado cuando al querer utilizar una afeitadora eléctrica se abrió sorpresivamente la ducha empapando el enchufe de la máquina, provocándome tal choque eléctrico que del impulso quedé colgado de la araña del comedor que por suerte no tenía corriente porque había saltado la llave térmica). Mi corazón habitualmente acelerado, ese mes adquiere una velocidad indescriptible que hace imposible contar mis pulsasiones, pues al llegar a cuatrocientos ochenta los médicos abandonan el intento. Un año pensando que la mejor forma de pasarla sería durmiendo me interné en un servicio de cuidados intensivos con el pedido de que me mantuvieran dormido los treinta días, la pasé relativamente bien, porque no guardo en mi memoria nada de lo que me pasó, aunque llevo como recuerdo marcas imborrables en mi pecho de las cinco veces que truvieron que revivirme por sucesivos paros cardíacos, y en mis brazos guardo las cicatrices de las numerosas canalizaciones. En mi casa ese mes no existe en ningún calendario y hasta un año me hice imprimir un calendario especial sin el mes fatídico y en su lugar le puse el mes prejulio. Fué en vano, creo que ese año estuve más cerca que nunca de abandonar este maravilloso mundo. Por suerte no tengo que ir a trabajar, porque contagio en mi maldición a la empresa, y después de haber pasado cuatro años seguidos al borde de la quiebra en ese mes fatal, decidieron pagarme sueldo doble todos los años para que no concurra, y mis compañeros de trabajo todos los años donan su medio aguinaldo con tal de no verme. No crean que esto me hace gracia, pero al menos puedo solventar mis gastos médicos ya que ninguna prepaga me cubre ese mes. En todas cuando me ven ponen una cláusula especial en letras bien grandes que dice: "NO VALIDO PARA EL MES DE JUNIO". Un año me llegué a encerrar con las provisiones de comida y oxígeno necesario en una bóveda de un banco internacional de primer nivel, se derrumbó el edificio!!!!!!!, y quedé bajo quince toneladas de escombros prisionero, eso sí, tenía todas las comodidades.......Bue, no sigo con mis desventuras, por las dudas después de leer el mail, reseteen la computadora, no vaya a ser que les pase mi maldición, eso si, si algún día de este mes en curso (que no quiero volver a nombrar) no aparezco en el foro, AVISEN POR FAVOR URGENTE AL 911, que manden un servicio de emergencia a Medrano 923, 3 , 7 de esta Capital y por las dudas también al cuartel de bomberos.

Friday, June 10, 2005

....cenizas sin sexo......

De Sergio Kohan (Buenos Aires, Argentina): Quisiera...>...envolverte en sábanas de fuego, hasta encontrar las cenizas, alumbrar el momento, desterrar los espectros y desnudar los miedos. Traspasar tus moldes de lava encendida en silencio, atormentar los espacios llenos de herrumbre con herraduras de hielo, hasta derretir el instante supremo, aquél de la marca, ese eterno recuerdo, siniestro y enfermo, sin saber si existo, sin volver a verlo..........destruir tu mundo, bizarro lamento.....cenizas sin sexo....infierno sin cuerpos......>

Tuesday, June 07, 2005

..esa maldita costumbre.....

de Sergio Kohan (Buenos Aires, Argentina):
...he perdido las ideas, quizás nunca las tuve, me fueron prestadas por un tiempo, un instante fugaz e insignificante en mi trayecto de vida. Tal vez cometí el pecado de apropiarme de ellas, o puede ser que nunca fueron ideas, sólo letras y signos conjugados arbitrariamente que en algún momento simularon dar sentido a mis oraciones o sinsentido a mis deformadas frases. Quizás no puse el empeño suficiente en encontrarlas o probablemente fueron cayendo por el camino en esos días que mi cerebro era completamente permeable. Por las dudas, si se cruzan con ellas en la calle, y aún están vivas (bárbaros,las ideas no se matan!...se pierden...!), no las pisen, trátenlas delicadamente, pueden ser útiles para completar alguna prosa o rellenar algún cuento, o mejor desármenlas completamente y reutilicen las vocales y consonantes en otras palabras, dénles otro sentido, conjúguenlas a contramano, pero por favor no las dejen tiradas. Por las dudas, si están mezcladas con otras ideas, las mías son las transparentes y con olor a olvido. Dónde van a parar las ideas perdidas? Si existe algún depósito de ideas perdidas, después de un tiempo sin que nadie las reclame, qué hacen con ellas? Las incineran? Esa maldita costumbre de perderlo todo......................................

Monday, June 06, 2005

...sin magia.....

de Sergio Kohan (Buenos Aires, Argentina):
....la galera está vacía, se escaparon los conejos tras el último temblor, las cartas despedazadas en remolinos de viento recorren el espacio vacío, los pañuelos multicolores todavía anudados, cuelgan del techo de una forma extraña que prefiero no mirar, se que están allí, veo la sombra dibujada sobre el piso, escucho su música seductora invitando al viaje, pero de ese viaje no me prendo, porque es un pasaje de ida, sin retorno. Lo siento, se acabó la magia.....quizás mañana.......

Saturday, June 04, 2005

La mentira............

De Sergio Kohan (Buenos Aires, Argentina): la mentira...
Era popular entre los chicos del barrio sentarse alrededor de don Justo, el viejo sabio de la comunidad a escuchar todos los días la misma historia. Dicen que los primeros aparecieron hacia los fines del siglo XX, circulaban entre las sombras, y eran muy difícil de visualizar. Debían tener, dicen los ancianos un sistema de locomoción parecido al de los simios, con dos extremidades inferiores sin pelos, pero se movían erguidos, como se mueven los hombres que viven dentro de la Gran Burbuja. Los chicos escuchaban fascinados la vieja historia esperando el momento de la caída del sol. Con el tiempo, dice don Justo, empezaron a aparecer mas, venían de a grupos, y a cada grupo, que tenía un jefe o cacique se le iban añadiendo los mas pequeños casi desde el momento que aprendían a caminar, antes de eso viajaban sobre el lomo de las madres, y ante el primer berrinche se los prendían a la teta para que no hagan ruido ni molesten a los hombres de la Gran Ciudad, que era tan grande como ahora,pero no estaba destruída y siempre se escuchaban ruidos, risas y música de todo tipo (qué es la música preguntó el más pequeño, y cosa rara don Justo no lo reprendió, se lo llevó cerca del pecho, puso su pequeña oreja sobre su torso de cuero duro y pelo blanco ensortijado y le dijo escuchá: esto es música, pero parece que el más pequeño no entendió mucho, pero si, se movía balanceándose de un lado al otro lo que provocaba las risas de todos, en silencio, como respetando viejas leyes preexistentes que nadie ya sabía por qué ni por quién estaban) y en ese entonces no existía la Burbuja. Algunos decían que venían del mas allá (vaya uno a saber dónde quedaba el más allá para los chiquitos, pero nadie se atrevía a preguntarle a don Justo, no sea que se enoje y no siguiera con la historia, y era muy aburrido esperar que el Sol se escuenda, como decían los mocosos) en un gusano largo y blanco que cruzaba la ciudad de las sombras a gran velocidad (dicen los mayores que el gusano que ya no es blanco y está todo oxidado se puede encontrar a varios días de camino fuera de la Gran Ciudad). Con el tiempo fueron perdiendo el miedo y empezaban a aparecer antes de la medianoche, es más, antes de la gran catástrofe se empezaron a mostrar de día algunos atrevidos. Eso a veces les generaba problemas, porque la gente de la ciudad se movía en unas cajas de metal con ruedas y muchas veces se los llevaban por delante provocando gran revuelo donde siempre ellos llevaban las de perder (qué quería decir don Justo con perder? Se preguntaban los mocosos, pero no querían interrumpir la historia).
Dicen que un día llegaron a ser tantos que superaron largamente en número a los hombres de la Gran Ciudad y fue allí donde estos se refugiaron dentro de la gran Burbuja, y que desde entonces viven allí, todos juntos, se mueven muy lentamente y son muy muy viejios, mas que don Justo, pocos tienen pelo, y los que lo tienen es de un color amarillo descolorido. Esto cuentan los exploradores, porque no se pueden acercar mas de lo permitido porque sino son devorados por la bestia del pozo, un gran pozo que rodea la burbuja llena de un líquido negro que despide un olor nauseabundo.Bueno, ya empieza a caer el Sol y don Justo se detiene con la historia, siempre en el mismo instante, por qué no empieza desde acá mañana le dicen los chicos, ansiosos por saber el final de la misma, pero don Justo en eso es intransigente, siempre hay que empezar por el principio dice y se queda mirando hacia no se sabe dónde (será hacia el mas allá?). Los chiquillos se incorporan, y con sus cuatro patitas enclenques se dirijen hacia donde están los mayores, que ya empiezan a formar los grandes grupos para empezar el viaje en busca de comida, quizás hoy consigan algo blando, quien sabe, algun animalito de esos grises escurridizos y jugosos que de vez en cuando pueden llevar a su pequeñas bocas, porque primero se tienen que alimentar los mayores jóvenes, después las mamás preñadas y por último los pequeños y los sabios ancianos. Así es todas las noches......hasta que aparezca el Sol de nuevo y se dejen caer donde los encuenten.........Me desperté sobresaltado, como siempre, con la almohada mojada de tanto llorar..y.......me empecé a vestir muy lentamente, casi con rabia.....

Thursday, June 02, 2005

Verde oscuridad........


Oscuridad, verde oscuridad, a veces roja, a veces blanca. Poesía negra de torcidos blasones, escarapelas de sangre y vino tinto, maceradas con barro y anís. Esdrújulas perdidas en un mundo vacío de eternidad, eterno en sueños, perdido en hambre y miedo. Pequeñas caras de grandes miserias que ocultan grandes miserables. Sonrisas perdidas en miles de trincheras forjadas en odio y acero, insepultas, eximidas de conciencia barata y mugre con fragancia a rosas y rosas con olor a estiercol. Oscuridad, cubre pronto el día antes de otra muerte inútil,.................. que forme parte de la estúpida estadística de mañana.

Wednesday, June 01, 2005

Escribiré....siempre escribiré......


Escribiré....
Escribiré, siempre escribiré.....mándenme vuestros e-mail, y les escribiré mails, denme vuestras direcciones y les escribiré en las puertas y las paredes, déjenme entrar a vuestras casas y escribiré en vuestras habitaciones, debajo de la cama donde hacéis el amor, en el cuarto de los chicos poblados de sueños de hadas y duendes en todos los rincones, les escribiré debajo de las mesas, en el baño y en los marcos de las ventanas, escribiré en cada uno de los cubitos de hielo de vuestro freezer, dadme vuestros cuerpos y escribiré en ellos, en vuestros corazones y en vuestros pensamientos, pero si no queréis que escriba cerradme la puerta de vuestros ojos y escribiré sobre mi cuerpo con lágrimas de sangre, arrancaré mi piel y como los antiguos la usaré como base para mis locuras, escribiré en mis entrañas abiertas y en mis venas chorreantes de palabras sin sentidos y versos exprimidos, y si mutiláis mi cuerpo escibiré sobre mi lápida, en el cielo y el infierno, y si quemáis mi mente y mi mortaja escribiré con señales de humo, pero siempre escribiré.