Saturday, November 26, 2005

Silvia


Se fué,...estaba anunciado, pero igual duele...cobarde no quise enfrentarla en su realidad de apenas treinta y cinco kilos en un metro setenta con cuarenta y cinco años. Dejó su Flor, su vida, aquella que mutó mujer por madre, cuando solo tenía cuarenta días...Quizo festejar los quince, y lo logró, contra todos los pronósticos y en contra de la biología y la medicina. Medicina inútil si no puede salvar a los buenos, a los que lo merecen, o ese debería ser Dios? Por qué? Sufrir tanto era menester? No puedo creer en Tí, cada vez menos...Te juro que si no es cierto que existe un mas allá soy capaz de volver para desenmascararte! Perdón Silvia por no estar contigo estos últimos años, si hay algo en otro lado, te presiento vigilando los pasos de tu mujer- niña,...ya basta...llegó el tiempo del descanso...
Hasta pronto...

4 comments:

Anonymous said...

Sergio
Gracias
No hace falta que te diga lo que te queria mi hermana porque lo sabes
Un abrazo

Gustavo

Anonymous said...

gracias pero estuviste y ella lo sabia con el amor que todos estos años se tuvieron.fuiste su gran amigo y te queria mucho como te queremos nosotros
besos Sandra

Anonymous said...

Pasa el tiempo pero te seguimos recordando. Nos ves desde algún lado?

Poeta da Lua said...

estava a pesquisar sobre a flor negra e encontrei teu espaço... és ligado arte, compreendo tuas palavras... és real tudo isto que falas?

um abraço e um sorriso!