Tuesday, October 31, 2006

Inextricable


En el medio de la calle hay un perro vagabundo ladrándole a un semáforo intermitente.
Me mira y detengo el paso.
A mi izquierda el reloj de la plaza se ha detenido a las 15 horas, quién sabe qué día, qué año.
A mi derecha un auto rojo estacionado sobre la vereda y un policía urbano leyendo un comic.
Camino a contramano por el medio de la avenida desierta en dirección a un colectivo abandonado, dado vuelta con sus cuatro ruedas hacia arriba.
Tres calles abajo cruza el río justo por encima del puente.
Un carro de bebé, empujado por un soldado, se desliza a mi lado raudamente.
Al fondo, el bosque, campaneando con sus copas arboladas, arrulla una manada de lobos hambrientos.
Inextricable ciudad, noche sin fin.
He decidido alquilar mis sueños por unos días, al menos hasta que el dolor ceda.

5 comments:

Anonymous said...

Un laberinto de palabras hacia alguna alcantarilla

Malaysian Debster said...

Hey, thanks for stopping by my blog! My husband is Mexican and I'm Malaysian, so we don't really celebrate Halloween either. But being in the United States, we can't help but join in the fun part of Halloween, not so much the scary part. :) Thanks and do drop by again! Oh, and Happy 10th Birthday to your daughter!

Anonymous said...

Ciudad perdida en Rimbaud

Anonymous said...

Cuánto pides por la renta de tus sueños?

mi despertar said...

Trata de escribir algo cómico
Algo que te haga cambiar por un momento...
Y te sentirás feliz
Que lo que escribiste -es cierto-.