Thursday, October 19, 2006

Recordando el orígen


El viento helado se filtra por entre las persianas, y se desparrama pesadamente por la habitación. Empiezo a temblar, el fuego apagado deja ver las últimas chispas extinguirse. Me contorneo debajo de las frazadas, barreras inútiles para tanto frío, es como dormir desnudo sobre sábanas de hielo molido. Los músculos se entumecen, la piel tirante a punto de desgarrarse, me cubro ,y me descubro tiritando sin parar, sin abrigo suficiente,
a quién se le ocurre tener un alma sin burletes...

4 comments:

Sonofotlon said...

Cada vez mejor y mas entretenido siga asi que esta muy bueno lo que hace.Saludos

soleil000@gmqil.com said...

A mí se me ocurre tener un alma sin burletes...el frío no me daña, me gusta, no tirito, tengo abrigo en mi alma, no necesito otro abrigo

Anonymous said...

Quiero ventanas con burletes, no soporto el hielo entre mi cuerpo

Anonymous said...

A quién se le ocurre tener un alma en el siglo XXI...