Wednesday, October 25, 2006

Viaje al infierno


Cómo un iluso comencé el descenso,
Creí que podía apagar mi fuego con más fuego,
Sólo conseguí cenizas que palpitan,
Se retuercen en remolinos sin destino,
Se buscan queriendo volver a ser,
Pero ya es tarde,
Intenté infructuosamente,
Como el fénix,
Pero todo fue en vano,
No pude retornar desde las llamas,
Tampoco te encontré allí abajo,
Y quedé atrapado para siempre,
Sin la llave salvadora del infierno.

8 comments:

Anonymous said...

De tanto jugar con fuego, era previsible que terminaras incendiado

Anonymous said...

Bueno, incandescente

Anonymous said...

Donde hubo fuego...

Anonymous said...

Fuego y alcohol, mala combinación

Anonymous said...

No se puede ir encendido detrás de un amor perdido

Anonymous said...

¿por qué estás incendiado? ¿quién te prendió fuego? solo vos lo sabés y yo no quiero saberlo.

Anonymous said...

Cuando pasa el tren, a veces conviene dejarlo seguir

soleil said...

Nunca dejes el tren seguir.
Si lo haces, puedes quedarte perdido...
No te detengas en la vida
Camina o vé en tren
pero nunca te detengas
porque si lo haces, dejarás de soñar contigo mismo...
Cuando pasa un tren, lo miro respiro el aroma del humo que me invade
Y entre sueños y lágrimas
me dejo llevar por el olvido,
Olvido de un tren que viví en mi vida
Y que no está más conmigo