Thursday, December 15, 2005

Sergio, "el perezoso"


Me desperte a las seis, perezosamente,
Remoloneé un rato , perezosamente,
Me pegué una ducha, perezosamente,
Preparé el desayuno, perezosamente,
Llevé a los chicos al colegio, perezosamente,
Me fuí a trabajar, perezosamente,
Laburé un montón, perezosamente,
Ansiaba mi hogar, perezosamente,
Me volví volando, perezosamente,
Cené temprano, perezosamente,
Estudié el marqués, perezosamente,
Arropé a los chicos, perezosamente,
Lavé la vajilla, perezosamente,
Me acoste a medianoche, perezosamente,
Soñé con duendes, perezosamente,
Nos amamos en la madrugada, perezosamente,
Llegó el nuevo día, perezosamente,
Y a empezar de nuevo, perezosamente...

1 comment:

Pato Grovas said...

El que dice que la pereza es uno pecado!!!! no tiene ni idea.Con solo mirar la imagen que ilustra estas palabras un placer enorme nos invade y despierta ganas de salir corriendo y acurrucarse cerquita de el. Es cruel verlo mientras uno esta trabajando no?