Thursday, December 24, 2009

CAPRICHO



Escribir
sobre tu cadaver
mi capricho.
En la exagerada muerte de tus partes.
Contar como es tu desafinado perfume a mandarinas.

El paraiso creciendo entre tus pies,
tambien es mi capricho,
y tu osamenta perdida entre mis brazos.
y el deslucido damasco de tu boca.
La tranparencia de mi niñez,
en tus rodillas.

Mientras el amor transpirado
que solo sirven para escribir poesia.


Valeria Castro 24/08/2009

2 comments:

Enredada said...

hermoso

charlotte said...

un capricho que luego se transforma en dueño...
bello muy bello