Thursday, September 08, 2005

Otro vacío


Hay otro vacío, el cual no nos entrega nada ni se puede llenar. Hubo una época en que me obstinaba en perseguirla, ocupar el espacio que había dejado, llegaba justo para percibir su perfume, tratar de hacerlo mío, llenarme con él pero no podía, con el tiempo fui perdiendo la sensibilidad a sus olores, ya no los reconocía, los confundía con los de otras, una vez creí percibirlo, lo seguí como un perro de caza sigue el rastro de su presa, pero terminé en un pozo oscuro, frío, húmedo y sin vida. Desde entonces he olvidado voluntariamente su aroma. Lo niego, y si se me cruza alguno parecido, contengo la respiración y salgo corriendo. Tampoco pude llenar el vacío que dejó mi tío cuando decdió irse por propia voluntad de este mundo, recuerdo su perfume a lavanda Atkinson, el aroma dulzón que dejaba el tabaco de su pipa, pero ese vacío tampoco pude llenarlo y me dejó un hueco completamente aislado, como una burbuja de dolor, como un quiste de ausencia permanente en un lugar muy dentro de mi dolorido ser. Tiene la costumbre de desplazarse interiormente y ocupar siempre el lugar donde mas duele. Hay vacíos que no nos entregan nada y encima a veces nos vacían a nosotros mismos, nos dejan el cuerpo como preservativos sin usar, como una fina y delgada capa envolviendo partículas de aire que se mueven al azar pero que no nos pertenecen y nos golpean con todas sus fuerzas, hasta hacernos sangrar por dentro, y llorar por fuera.

1 comment:

Diego Manuel said...

Hola te escribo desde www.diegomanuel.com.ar

Se que tienes una imagen de una pintura mía en tu blog.

Quizás quieras comprar la pintura original.pintura: "tren vacío"

o comprar una estampa firmada (30 x 42 cm) de esta pintura, precio: 45us$.

Aprovecha esta oportunidad

Muchas gracias por tu interés y promoción de mi arte.
Diego Manuel
contact@diegomanuel.com.ar